Podría decirse que la medicina ha existido desde el inicio de la humanidad cuando de la
observación del efecto de ciertas plantas sobre el organismo se las utilizaba para aliviar el dolor y
el sufrimiento. Es por eso que quisimos explicar qué se hace en la medicina interna y cuándo
debemos acudir con nuestro médico internista ya sea para tratar enfermedades o para una
consulta de medicina preventiva.

Desde siempre se ha intentado explicar la enfermedad y la muerte, catalogada inicialmente como
producto del infortunio, la hechicera, las malas energías, el castigo de los dioses etc. El concepto
de enfermedad fue evolucionando progresivamente, gracias a la observación detallada de los
procesos biológicos, junto con la aparición de ciencias como la fisiología, la patología, la anatomía,
la farmacología, la microbiología, la química experimental entre otras. Hasta el concepto actual de
la medicina moderna en donde se explica la enfermedad a grandes rasgos como un proceso
multifactorial, biológico-patológico aberrante que se manifiesta con síntomas y signos y en ciertos
casos, de no intervenirse adecuadamente termina con la muerte, y es entonces como pasamos de
brujas, pócimas, conjuros, “contras”, rezos, preparados herbales al típico doctor de bata blanca
con fonendoscopio en mano.

Históricamente, a los médicos cirujanos se les conocía como “barberos” por la semejanza en el uso
de su instrumento de trabajo ( el bisturí y la Hojilla de afeitar) . Es decir, médicos que trataban a
sus pacientes mediante cirugía para aliviar sus dolencias. Son los cirujanos modernos, algo
diferente a los “clínicos” quienes estudian las ciencias básicas (bioquímica, fisiología,
microbiología, farmacología etc.) para explicar la enfermedad y ofrecer un tratamiento no
quirúrgico, como medicamentos, terapias etc.

La medicina interna es al adulto lo que la pediatría es a la salud de los niños

Es el médico internista quien se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades de los
adultos. Teniendo un rol importante en la prevención de la enfermedad de la que hablaremos en
otra entrega. Para ser doctor internista se requiere estudiar 6 años de Medicina General y 3 años
más de especialización en medicina interna que se realiza de tiempo completo en un hospital
certificado para tal fin.

Es el médico internista quien ofrece a los adultos una atención integral que tenga en cuenta tu ser
físico y mental. La atención de medicina preventiva es la clave para un doctor internista, y esto se
aplica tanto a prevenir el comienzo de las enfermedades crónicas como también a evitar que
empeoren las condiciones de salud crónicas existentes.

Qué se hace en medicina interna

Lo que se hace en medicina interna es un procedimiento sencillo. El médico internista se encargará
de evaluarte haciendo una historia clínica completa que incluya la razón por la cual asistes a la
consulta, los antecedentes de tus enfermedades, muy importantes para relacionar y establecer
riesgos para tu salud, una revisión detallada de tus síntomas y un examen físico completo para
hacer un diagnóstico certero y establecer un plan de tratamiento que incluye medidas
relacionadas con los cambios en el estilo de vida ( cómo comes, cómo manejas el stress, como
duermes, si haces ejercicio), técnicas de medicina preventiva y de ser necesario el uso de fármacos
que hayan demostrado un impacto favorable en el desenlace de la enfermedad. Todo esto que se
hace en la medicina interna es con el fin de mejorar tu calidad de vida, prevenir la aparición de
enfermedades y tratar aquellas condiciones que se desarrollen.

Enfermedades de Medicina Interna

La medicina interna busca tratar todas las enfermedades del adulto de manejo médico, es decir
que no requieran cirugía según lo vimos anteriormente.

Las enfermedades de medicina interna más frecuentes son:
·         Hipertensión
·         Diabetes
·         Colesterol – Triglicéridos
·         Obesidad
·         Enfermedades del corazón (dolor torácico, infarto-angina-falla cardiaca- problemas de
válvulas)
·         Enfermedades de los pulmones (EPOC, asma, neumonía, coágulos en los pulmones, asfixia)
·         Enfermedades Gastrointestinales: Gastritis, úlcera péptica, reflujo Gastro-esofágico,
síndrome de colon irritable, diarrea, constipación)
·         Enfermedades del Hígado: Hepatitis
·         Enfermedades del riñón: falla renal
·         Enfermedades endocrinas: Tiroides, diabetes, osteoporosis, ácido úrico.
·         Enfermedades reumatológicas: Artritis, lupus, osteoartritis, artrosis, gota.

Todas estas enfermedades de medicina interna pueden ser controladas con visitas periódicas al
médico internista para tener una consulta de medicina preventiva.

¿Cuándo debemos ir a un médico internista?

En el caso de las personas saludables, las visitas semestrales al médico internista son
recomendadas para realizarse exámenes físicos, pruebas de sangre y de laboratorio, además de las
pruebas según su sexo, edad, historial de familia y otros factores. Por otro lado, si en algún caso se
posee un diagnóstico de condición crónica como la presión alta, la diabetes u otros factores de
riesgo de enfermedad cardiaca, todo doctor internista recomienda acudir más frecuentemente a
las consultas de medicina interna.

Por todas estas razones se recomienda visitar periódicamente al médico internista. Si deseas
solicitar una cita para una consulta de medicina interna ahora haz click aquí.

WhatsApp chat